FLP: Haruki Murakami

A un mes de terminar el año 2011 y con muchas ganas de empezar otro nuevo año con la gente que sé que se pasa por aquí día a día, inaguro una sección que me ayudará a partir de ahora a desahogarme. Está sección me servirá para poder hablaros de otras cosas que no sea fotografía pero que de una u otra forma mantienen una relación. De esta forma podre hablar en el blog de otras cosas que me gustan sin dejar de lado la esencia. Sección reflexiva/off-topic a la que he querido llamar: Faltan las palabras (FLP). Premio para mi por la originalidad. Y sin más dilación, la primera entrega de la nueva sección la inagura:

HARUKI MURAKAMI

El primer libro que leí de Murakami fue “El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas”, el cual se convirtió inmediatamente en mi libro favorito, al menos entre todo lo que he leído hasta ahora. Como lector me apasiona su forma de escribir y por supuesto sus relatos que te sumergen en mundos increíbles, pero estas lineas no las quiero dedicar a mi visión Lector/Autor, este ensayo quiero que sea más un Fotógrafo/Escritor.

A los pocos capítulos de empezar mi primer libro de Murakami, me di cuenta que era un escritor al que leer con calma. Con el no vale engullir páginas y páginas para completar una trama. Murakami te introduce en una historia con una trama dosificada. Un personaje a de ir de un punto “A” a un punto “B” por “X” situaciones, a partir de esa base lo que hace Murakami es contarte “A” y hacerte visualizar el camino hasta “B” de una forma que cuando vuelves al mundo real miras atrás como si ese camino estuviera ahí. Buscas ese cartel callejero que te a descrito, o ese coche que dice pasaba por allí, o esperas escuchar esa canción que cuenta sonaba en una radio y que te ha descrito de tal forma que por momentos consigues escucharla.

Aquí entra el porqué un fotógrafo habla de un escritor de novela en un blog de fotografía que irónicamente se llama “Sobran las palabras”. Linea tras linea intento imaginar a Murakami con una clásica y hermosa Leica de carrete de la cual en vez de negativos, salen palabras. Su forma de ver y contar el mundo que rodea a sus personajes es propia de un fotógrafo inquieto que se lanza a la calle y no deja pasar ni un solo detalle.

Para entender esto mejor propongo un ejercicio simple:
Imaginemos a un escritor que escribe una novela frenética en la que de principio a fin la trama no deja descanso.
Ahora imaginemos que en vez de un escritor es un viandante cualquiera que sale de su casa para dirigirse a un punto concreto. Durante ese trayecto tampoco existe descanso y el único objetivo es llegar al punto deseado.

Ahora el escritor tiene nombre: Haruki Murakami. Como bien he dicho antes él también propone una trama, pero a diferencia del primer autor de este ejercicio, introduce momentos de recapacitación y sobre todo intenta situarnos dentro de la trama haciéndonos imaginar lo mejor posible el entorno.
Lo que nos lleva ahora al viandante, imaginemos que esta vez lleva consigo su cámara e igualmente mantiene un rumbo y objetivo, pero durante el trayecto parará en más de una ocasión a retratar esos detalles los cuales muchas veces solo quien los busca, los encuentra.

Todo esto es el resultado de intentar descubrir porque sentía esa empatia con este autor. Los personajes no tienen nada que ver conmigo y ni mucho menos a mi me pasan las cosas que a ellos en sus libros, pero algo me hacia empatizar con cada capítulo y al final comprendí que lo que hacia que me fascinara es el ojo “fotográfico” del autor. Ahora estoy empapándome de nuevo con todas estas visiones gracias a 1Q84 y necesitaba justificar mi agrado y admiración. Con esta reflexión foto-literaria queda inagurada las sección “Faltan las Palabras”.

Haruki Murakami (Foto bajada de google)

Anuncios

Acerca de Juan Giménez

Fotógrafo

Publicado el 2 diciembre, 2011 en Fotografia y etiquetado en , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 6 comentarios.

  1. Hola Juan! Me ha encantado lo que has escrito,y sinceramente yo tambien estoy de acuerdo (habiendo podido ojear 1Q84), en que te describe la historia de una manera muy visual,”fotografica” como tu dices.Aún me acuerdo del principio, cuando describe los pasos que sigue Aomame para asesinar a su víctima…o cuando se describe la forma de escribir de la joven aspirante al premio de literatura. Es genial.Me alegro que hayas inaugurado esta seccion. Ánimo y espero la siguiente entrega. Un beso, Juan. =)

  2. Yo solo he podido leer ‘Kafka en la orilla’, pero me gustó muchísimo y en cuanto pueda leeré algunos más. Menudo autor has cogido para empezar esta nueva sección. Esto promete, estaré atento ;D

  3. Siento el doblepost, pero he vuelto a leer la entrada y no puedo estar más de acuerdo. Es un escritor único, genial el ejemplo que has puesto. Espero poder leer el de 1Q84 estas navidades (que según me han dicho tiene una pequeña relación con el de Orwell).

    Dale caña a esta sección que aquí tienes un fan.

  4. Los libros de Sensei me apasionan. He leído hasta ahora: Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, After dark y Tokyo blues Norwegian wood. Y estoy por empezar Sputnik, mi amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: